ACOMPAÑAMIENTO DURANTE EL EMBARAZO Y PREPARACIÓN AL PARTO. ¿POR QUÉ? ¿PARA QUÉ?

Ofrezco consultas presenciales en Azpeitia, en Orio, y también online desde cualquier lugar del mundo. Para más información o reservar una cita, contáctame aquí.

Parir puede llegar a ser una de las experiencias más profundas, sanadoras y gratificantes que puede experimentar una mujer a lo largo de su vida, si es vivida de forma natural, respetada y consciente.

Para el bebé, el hecho de nacer será su primera vivencia relacionada con la vida fuera del útero materno, por lo que dejará una huella muy profunda en él.

Durante el parto/nacimiento, se genera en el cuerpo materno un cóctel hormonal para favorecer la dilatación que posibilitará el nacimiento del bebé y que prepara el terreno para que se de un enamoramiento profundo entre la madre y el bebé en el instante en el que se ven por primera vez. Este enamoramiento es imprescindible para conectar con esa sensibilidad y esa compasión necesarias para un adecuado acompañamiento durante los primeros años de vida del bebé/niño. Este cóctel hormonal hace que la experiencia del parto/nacimiento y las siguientes horas al mismo, sean grabadas a nivel muy profundo tanto en la mujer como en el recién nacido, ya que al bebé le llega a través del cordón umbilical un torrente sanguíneo con las hormonas segregadas por la madre. En los partos naturales y respetados, este cóctel hormonal suele ser suficiente para que se inicie un vínculo amoroso entre madre y bebé, facilitando una crianza respetuosa y autorregulada. Pero no ocurre lo mismo en los partos violentos o no respetados.

Es por ello, que la preparación al parto junto al acompañamiento durante el embarazo es esencial para tratar de integrar todas las emociones y/o traumas personales que puedan salir a la superficie en relación al nacimiento de nuestro propio hijo y al acto de parir. Se puede conseguir de esta forma que las experiencia del embarazo y del parto sean vividas de forma positiva y gratificante.

Durante el embarazo se da en la mujer embarazada la desestructuración de la coraza que contiene todas las emociones que se hayan ido bloqueando durante la vida de la mujer embarazada. Esto hace que afloren a su conciencia emociones de miedo, tristeza, angustia, etc. que se encontraban contenidas en dicha coraza y que a menudo resultan desconocidas para ella misma. También es la causa de que la sensibilidad aumente de forma exagerada. Este hecho hace que el embarazo sea un momento idóneo para trabajar e integrar todas nuestras vivencias traumáticas pasadas y en especial las vividas en relación a nuestra propia madre.

La preparación al parto resulta así ser una oportunidad para poner en marcha todo nuestro potencial para hacer posible un embarazo y parto conscientes y abrir el camino para poder llegar a convertirnos en la madre que nuestro hijo necesita.

El vivenciar un parto natural, consciente y gratificante, junto con un acompañamiento adecuado durante el embarazo, hace que la mujer se sienta poderosa y fuerte, pero a la vez sensible ante las necesidades de su bebé. Hace que sienta la necesidad de nutrir, amar, mirar, acariciar y proteger a su bebé por encima de todo. Todo esto que siente la madre hará posible un vínculo amoroso entre ambos, base de toda crianza respetuosa y con un apego seguro.

Para ver artículos relacionados, pincha aquí.

Para más información o reservar una cita (online o presencial), contáctame aquí.

¿Quieres leer casos reales de éxito?